Nossos Leitores Obrigado Por Ler

Es el Testimonio de una Hermana de Una Iglesia de Caracas







RENATO SANTOS 19/06/2017   Ines Vellega  y  Luisa Capriles
3 hrs ·


Este es el testimonio de una hermana de una iglesia de Caracas narrando su experiencia el día de hoy #17Jun en la Marcha de los estandartes.

Este templo está ubicado en la esquina Corazón de Jesús cruce de las Avenidas Fuerzas Armadas y Universidad, en el Centro de Caracas, Parroquia Catedral.

_" Hola amigos, buenas tardes. Debo darles hoy un testimonio de mi propia vida. Hoy 17/06/2017, salimos a marchar x Jesus, clamándole x Venezuela. X toda Venezuela, no solo x un lado o x otro. Por que como cristianos entendemos q Cristo murió en la cruz para salvación de toda la humanidad.


La marcha salió desde la redoma de Petare y su punto final era Catia. Les confieso q éramos pocos, lo q en principio me afecto, pero no me detuvo en mi propósito de hoy. Al final éramos tantos q ya no podía ver donde terminábamos.

Evidentemente teníamos algo de temor de q no nos dejaran pasar en cierto punto. No obstante, Salimos llenos de fe y esperanza. Recorrimos el municipio Sucre y el municipio Chacao sin problemas.


Muchas demostraciones de afecto x parte de la gente. Nos tropezamos con la concentración llamada Marcha x la fe convocada x la oposición, nos abrieron paso y fueron efusivos en sus bendiciones para con nosotros, así como nosotros hacia ellos, fue un momento muy singular y muy emotivo, seguimos avanzando confiando en Dios y en Jesus q llegaríamos hasta el final de nuestra meta y al llegar a chacaito, iniciando el municipio Libertador, nos encontramos de frente con la PNB y la GNB.


Estaban determinados a no dejarnos pasar, pero hoy puedo decir con la mayor convicción q he tenido en mi vida q el PODER DE DIOS es inconmensurable.


Toda la marcha se postró ante nuestro Señor, todos arrodillados clamamos al Señor para q nos abrieran paso, nuestra intención siempre fue formar un puente espiritual entre el Este y el Oeste de Caracas, lograr unir en la fe hacia Jesucristo a dos Venezuelas separadas x criterios de hombres, clamamos para q cese el odio y el rencor en el corazón de los venezolanos y que fuese sustituido por el perdón, la verdadera Paz y la reconciliación q solo Dios nos puede dar.


SEÑORES Y PASO LO IMPENSABLE PARA MUCHOS, NOS ABRIERON PASO. La GNB y la PNB depuso sus armas y permitió q el pueblo de Cristo pasara. Nos pidieron bendiciones para ellos, nos pidieron q oráramos x un solo país.


Llenamos de bendiciones desde el este hasta el oeste de Caracas, alabamos al Señor con fe y esperanza, vi a guardias rígidos en su postura, pero también vi guardias y policías llorar mientras los bendecíamos, agachando sus cabezas para recibir nuestras palabras, los vi cerrar calles para q pudiéramos pasar, nos acompañaron durante el trayecto y nos permitieron llegar hasta el parque los caobos con total armonía y paz. " nos escoltaron" tal vez x temor a q siguiéramos avanzando o simplemente x acompañarnos, no se y honestamente no me importa mucho la causa q los motivo a seguirnos, Solo quienes estuvimos allí podemos entender lo q de verdad sucedió, lo q sentí hoy fue inexplicable, solo el poder del Espíritu Santo enviado x Dios a la tierra hizo posible q pudiéramos pisar territorio no permitido para otros marchantes en tantos meses de lucha.

Señores, la verdad es q sentí en mi corazón q solo cuando todos clamemos al Señor saldremos de esta situación. Todos queremos la bendición de Dios y todos anhelamos un país en armonía y en paz.

Tal vez no podamos cambiar el curso de la historia del país de manera individual, pero clamando a Dios q todo lo puede, tendremos el país q queremos.

Hoy no sentí odio, no sentí impotencia ni indignación hacia nadie. Sentí el amor de Jesus en mi corazón y cada palabra q dije y cada bendición q salió de mi boca fue por que solo el me guío para q las dijera.

Se q muchos no compartirán esto q estoy sintiendo, pero la fuerza del amor de Dios que sentí el día de hoy puso un anhelo en mí por contar mi testimonio. Me siento feliz porque sé q sí hay una salida y hoy comenzaré a orar con más fuerza porque cada uno de mis hermanos venezolanos puedan cambiar el rencor por el perdón.

Recuerden q perdonar no es negar el daño, beneficia a quien perdona más q al q es perdonado y por último abre las puertas para la reconciliación. Se q es difícil en estos momentos, pero hoy sentí en mi corazón q si se puede por que el Señor abre los caminos y lo q es imposible para el hombre siempre es posible para el Señor. Un abrazo enorme.
Monica._

_"Bienaventurados los pacificadores, por que ellos serán llamados hijos de Dios" Mateo 5:9"_
Gratamente sorprendido por la fidelidad y el poder de Dios cuando sus hijos le buscamos sinceramente.

Anuncio

Seguidores

CAMPANHA PRA VENEZUELA

CAMPANHA  PRA  VENEZUELA
PRECISA DE AJUDA HUMANITÁRIA

As principais matérias do blog